Fango

(1980)

Fango que llenas la vida

y la cubres con mil rosas

no importa cuán olorosas

ni cuántos colores brillen

si es sólo fango, inmundicia,

si es sólo llanto y congoja.

Si vemos que tras lo bello

encontramos que lo impuro

se ha hecho dueño, se ha hecho muro

ya no importa si es eterno

si sólo brilla el infierno

¿para qué existe lo puro?

Dame, oh Dios, tu bendición

que termine con mi pena,

ya que sólo tu condena

impide mi salvación

¡quítame todo temor

y quítame estas cadenas!.

Ya no puedo ver las rosas

porque en el mundo hay basura

y habiendo sol, son oscuras

y habiendo agua, están secas,

y habiendo amor, hay locura

y habiendo paz, hay peleas

y habiendo oro, hay miserias

y habiendo risas, amargura…

Danos, Señor, más ternura

danos, Señor, más pureza!

Publicado por Doris Deliberto

Escritora autodidacta radicada en la ciudad de Mendoza - Argentina. Compartiendo sus creaciones con todos los amantes de la poesía pura en todo el mundo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comienza
A %d blogueros les gusta esto: